20 septiembre 2005

Buceo Dieciochero



Esta vez no tendré que rellenar, esa vez no tendré que avocarme a la nostalgia, esta vez -y con registro fotográfico de por medio- debo anunciarles que por fin después de casi cinco meses de sequia, Habemus Mar!.
Si! asi es, porque este fin de semana PequeñoPez y Manatí rompieron la mala racha de fines de semanas anteriores y se sumergieron en el agua...pero como nada puede ser tan bueno (pero tampoco tan malo) se cumplió eso de que un buceo dieciochero nunca es tan fabuloso como se anuncia. Pa' empezar, el día en Quintay estaba nublado sin posibilidades de abrir en toda la jornada y esa misma nubazón parecía haberse trasladado al fondo del mar, ya que la visibilidad estaba mas o menos no más (6-9mt). Ademas pocas veces he sentido tanto frío como ese día (deben ser los largos 45 minutos de buceo). Nos llevaron a un lugar llamado el Basural, que es el sitio donde fondeaban los balleneros japoneses en la época de auge de la caza y faenamiento de ballenas en esta caleta por la decada de los 50. Aqui estos buques botaban sus desechos y por lo tanto se supone que se podía encontrar mas de algun recuerdilllo. Lo que sucedió debajo del agua me da para pensar en dos opciones: me cambio de lentes nuevamente o la limpieza del fondo que han hecho anteriormente otros buzos ha sido realmente muy buena, porque no vi nada!. Para ser sinceros, si no hubiesemos tenido el estreno del case para la cámara fotográfica -con lo cual nos dedicarnos a posar para cuanta foto se nos ocurriera- la inmersion en realidad hubiese sido bastante fome. Excepto eso si, por la maravillosa sensación de flotar a merced del mar, de comer un rico almuerzo junto a mis amigos y disfrutar de un dia especial con ellos. Nublado pero especial.(me puse sentimental lo sé, no puedo evitarlo)

4 comentarios:

Pablo dijo...

¿y las fotos?

pequeñopez dijo...

ahi estan po! arribita, si te conté que estaba nublao...jijiji

dalila dijo...

fué un día tan especial para todos que la existencia te heredó un hijo por el sonido del mar, por la fuerza de las olas y por todo elamor que nos hizo flotar incluso a los que las esperabamos afuera....

oceandias dijo...

Si es que cuando el mar llama, ufff casi se mete uno en la bañera con el neopreno como no se pueda uno mojar. 5 meses juer, yo me he tirado tiempo debido a que tengo que hacer unos 100km para tener un buen buceo, pero estoy cinco meses seco no es bueno para las agallas vamos que me quito de la sal de mi alimentación jejejejeejejeje
Un saludete